¿Qué precio pongo?

Sofia Plaza

Determinar el precio de un producto o servicio es una de las tareas más difíciles a las que se enfrenta el emprendedor a la hora de iniciar su negocio.

Si se tiene en cuenta lo que cuesta producir ese bien o ese servicio puede llevar a cometer errores como fijar precios que están por debajo de lo que el mercado está dispuesto a pagar o precios elevados que el mercado no está dispuesto a asumir. Lo mejor que se puede hacer a la hora de fijar una cantidad es  partir del valor percibido por el usuario. Es decir, que el precio este en consonancia con lo que cree el cliente, por algo dicen que ‘el cliente siempre tiene la razón’, obviamente sin perder de vista la realidad.

Poner un precio alto a nuestros servicios nos permite obtener buenos márgenes y tener éxito, pero el riesgo de cerrar la empresa por no encontrar clientes dispuestos a pagar en la fase inicial es alto. Poner un precio intermedio no nos distingue, y puede hacer que no nos contraten ni los clientes exigentes ni los que buscan el mejor precio. Poner un precio demasiado bajo puede llegar a dar la sensación de ‘mala calidad’ aunque no se corresponda con la calidad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada como , .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s